Focos Compactos Fluorescentes

Focos Compactos Fluorescentes

Focos Compactos Fluorescentes

De acuerdo al Programa STAR de la Agencia de Protección al Medio Ambiente de los Estados Unidos, si cada hogar reemplaza un foco común por un foco fluorescente compacto, ahorraríamos suficiente energía para iluminar tres millones de hogares durante un año. Las lámparas compactas fluorescentes (también conocidas como CFL por sus siglas en ingles –Compact Fluorescent Lights) son una alternativa de ahorro de energía si se les compara con las lámparas incandescentes. Con las lámparas incandescentes la corriente eléctrica calienta unos delgados filamentos que producen un resplandor para iluminar una habitación. Si bien este proceso efectivamente produce luz, mucha energía se pierde del calor que genera el resplandor.

En forma alterna, las lámparas compactas fluorescentes (CFL) usan la misma corriente eléctrica para energizar argón y vapor de mercurio, el cual estimula una cubierta de fósforo en la parte interior de los focos. Al usar este proceso menos calor, ahorra tanto energía como costo para producir la misma cantidad de luz. Encontrar el mejor CFL dependerá de las necesidades muy particulares de cada quien; sin embargo, los CFL regulables son a menudo considerados una alternativa preferida por muchos usuarios, ya que les permite el control total sobre las ambientes de iluminación de sus hogares.